Saltar al contenido

Los mejores consejos para no engordar

Ni uno, ni dos, ni tres. Te traemos un puñado de consejos para que no engordes si la ‘operación abrigos fuera’ ya está retumbando en tu cabeza. Toma nota de las que más se ajustan a tu ritmo de vida y llévalas a rajatabla.

Bebe agua con frecuencia: beber agua, además de ser la mejor opción para depurar el organismo, tiene un efecto saciante comprobado. Un vaso de agua antes de las comidas te ayudará a sentirte satisfecha antes e ingerirás menos alimentos.

agua

Si picas entre horas, que sea sano: si haces un viaje, procura tener a mano frutos secos (crudos o tostados, evita los fritos), fruta fresca, galletas integrales o un bocadillo con ingredientes saludables.

la versión light de los refrescos

No abuses de bebidas azucaradas: evita en la medida de lo posible consumir bebidas que contengan azúcares, para ello la versión light de los refrescos podría ser un buen sustitutivo.

Alterna vasos de agua entre las bebidas alcohólicas: combinar el alcohol con otro tipo de bebidas puede ser la solución para mantener a raya el consumo de las bebidas más calóricas. Elige vino o cerveza preferiblemente, mejor que destilados mezclados con bebidas azucaradas.

No cocines con mucha grasa: tanto la carne como el pescado, el marisco o las verduras, se pueden tomar a la plancha, hervidos, al vapor o al horno. Desecha los fritos durante un tiempo, lo notarás enseguida.

Consume más fruta y verdura: come primeros platos a base de ensaladas y verduras. Escoge guarniciones vegetales en lugar de patatas fritas. Recuerda que la fruta también es un postre delicioso y mucho más sano que una porción de tarta o un helado.

fruta

Lleva tu propia comida al trabajo: no hay duda de que la mejor manera de controlar lo que se come es si cocinamos nosotros mismos y si tienes que ir a restaurantes trata de elegir menús equilibrados. Si al mediodía el menú ha sido copioso, la cena debe ser ligera para compensar excesos.

5 aceitunas equivalen a una cucharada de aceite

Aliñar con condimentos que no aporten calorías vacías: el aceite de oliva o el de coco tiene importantes propiedades nutritivas y grasas saludables para el organismo. El limón, el ajo, el perejil o la pimienta aportan un sabor potente a todos los alimentos y pueden ser un buen complemento.

Pide tapas bajas en calorías: como encurtidos (pepinillos en vinagre, cebollitas, banderillas o aceitunas). Hay que tener en cuenta que 5 ó 6 aceitunas equivalen a una cucharada de aceite, por lo que no debemos consumirlas en exceso.

Haz tus trayectos caminando: siempre que te sea posible, busca el momento para caminar. Intenta buscar un momento del día para salir a caminar o a correr. Puedes comenzar con unos 30 minutos a paso ligero para seguir aumentando el ritmo a lo largo del tiempo.

Consejo IMPERDIBLE 😉

Date un capricho al día: si eres muy disciplinada y aplicas todos nuestros consejos, probablemente te canses pronto, por ello y como a nadie le amarga un dulce…¡Date un pequeño capricho al día! Desde una onza de chocolate hasta unos huevos con bacon. Disfruta de todo ello, pero con conciencia.

choco