Saltar al contenido

Es el Día del Beso a cascoporro

Una pareja logró besarse sin parar durante 58 horas seguidas. Eso fue un 13 de abril y los valientes eran dos tailandeses que batieron su propio récord, de 46 horas seguidas, el 13 de abril del año anterior. Ganaron 2.500 euros y dos anillos de diamantes. Solo de pensarlo me quedo sin aliento.

Obligada a abandonar el beso

Mi capacidad de aguante, sintiéndolo mucho por mi pareja y por los 2.500 euros que siempre vienen bien para “tapar agujeros”, está bajo mínimos. En el minuto 2 me empezarían a doler las cervicales, en el minuto 4 querría mandarle un wasap a mis amigas para contarles que me había presentado al concurso. Y en el 5 o 6 tendría ya unas incontenibles ganas de hacer pis. Adiós a la pasta, a los diamantes y obligada a abandonar el beso. Admiro a estos tailandeses y sobre todo les agradezco que, por su interminable ósculo, ahora tengamos besos a cascoporro todos los treces de abril.

El beso robado

En la mano, la frente, el lóbulo de la oreja, la mejilla, el cuello, la boca, los pies… Bueno, los pies no. Me gustan todos los besos menos en los pies. No soporto ni siquiera verlo en las películas. Se me pone el estómago del revés y no exagero. Tampoco podría ser podóloga ni pedicurista. Está claro que lo que no me gustan son los pies y no los besos. Pero aún me parece más divertido el Día internacional del Beso Robado que, según Mister Wikipedia, también existe.

beso1

Y me encantaría el Día internacional del Beso Breve (por eso de que a veces lo bueno y breve dos veces bueno), el del Beso con Brakets, el del Emoticono-beso, el del Beso al actor que siempre te ha hecho tilín y tolón, el del Beso a la gamba roja de Denia y hasta el Día Internacional del Beso a Coco Chanel. En fin, ideas para completar el ya apretado calendario de Días Internacionales. Y ya puestos y por qué no, me haría especial gracia que se decretara el  Día internacional del Beso al más hortera. Y me viene a la cabeza la Pantoja con su chandal y su coleta prieta, Leo Messi y sus imposibles trajes para recoger trofeos, Mariah Carey y su siempre prieta ropa salchichera…, y paro ya que no quiero enemigos en mi vida. Besos para todos y que el día 13 os pille besados.