Saltar al contenido

Si me pierdo, buscadme en la Bahía de Halong

Como no podía ser de otra forma, mis compañeras y yo nos dimos una vuelta por la feria de las 1001 bodas que se celebra cada año en Madrid y, entre los cerca de 300 expositores, me llamaron la atención varias novedades que os iré contando como ideas para vuestras bodas pero, por encima de todas, me quedé prendada de un viaje. Vamos que si me casara ahora mismo no dudaría en elegirlo como destino. Os hablo de la Bahía de Halong, en Vietnan.

Ya había oído hablar de ella pero lo cierto es que nunca me había parado a mirar esta maravilla directamente a los ojos. De entrada, precisamente fue nominada a convertirse en una de las Siete maravillas del mundo moderno. No lo consiguió pero eso no la hace menos hermosa. Los vietnamitas la denominan “la bahía de los descendientes del Dragón”. ¡Con este nombre, no me digáis que la magia no está servida desde el kilómetro cero! Viendo las imágenes, se me viene a la mente la película “Piratas del caribe”. Imagino que es por la atmósfera de misterio que envuelven estos 2000 islotes de roca esparcidos por 120 kilómetros de costa.

halong-bay

He leído que la leyenda dice que en los tiempos del emperador de Vietnan, éste pidió ayuda a una familia de dragones para librarse del invasor chino. Y éstos, le ayudaron hundiendo los barcos enemigos con balas que no eran más que perlas y jades. Terminada la contienda, los dragones contemplaron la belleza del lugar y decidieron quedarse a vivir allí. ¡No estaría mal convivir unos días con estos fantásticos animalillos! En la feria, Borja y Alejandro, de la agencia “Indonesia en tus manos”, nos contagiaron su pasión por esta zona mucho menos explotada que Bali y cuyos precios son muy atractivos. Nos mostraron un vídeo del barco-hotel que ofrecen ellos a los novios para realizar un crucero por la Bahía y sus fantásticas cuevas. Puro lujo, pura magia, camarotes de película… Si os apetece podéis entrar en su web y comprobarlo por vosotros mismos Indonesia en tus manos y si decidís viajar allí con o sin ellos, por favor compartir después con nosotros vuestra experiencia. Nos moriremos de envidia pero nos alegrará vuestro feliz paseo.